Vecinos de la calle Artesanos sufren vertidos de fecales de Padre Flores

  • Denuncian que la vía está llena de hoyos donde se queda estancada el agua que luego es salpicada hacia el interior de las viviendas por los vehículos que pasan

Los vecinos de la calle Artesanos, junto a la barriada de El Cobre, han denunciado que llevan años soportando vertidos de aguas fecales en la zona.

Estos vertidos proceden, según los afectados, de la barriada Padre Flores cuyas tuberías están muy deterioradas y se atascan debido principalmente a su antigüedad, ya que incluso están por fuera de las viviendas.

La calle Artesanos es una pendiente por lo que el agua baja y se queda estancada durante días en los agujeros que presenta el firme de la carretera. El tráfico de vehículos por esta calle provoca que las fecales acumuladas salpiquen las fachadas de la decena de viviendas unifamiliares que se ubican en la zona, e incluso el gua llega a entrar en algunas ocasiones dentro de las casas.

Cuando todo esto ocurre, los vecinos llaman a la empresa pública de aguas, Emalgesa, que se encarga de desatascar las tuberías de Padre Flores hasta que en unos días se vuelven a atorar y se repite la situación. Las alcantarillas de la calle Artesanos tampoco ayudan a solventar el problema ya que también están atascadas y cubiertas de chinos y alquitrán.

Los residentes en la zona aseguran que ya han remitido al Ayuntamiento de Algeciras dos escritos para informarles del problema y solicitarles una solución. Hasta ahora no han obtenido respuesta. Piden que el Consistorio arregle las viviendas de Padre Flores para erradicar el problema de las aguas fecales. El asunto de los agujeros en el firme tampoco parece arreglarse.

En verano la situación empeora, ya que las altas temperaturas contribuyen a crear mal olor en la calle cuando los boquetes están encharcados de fecales. Los vecinos se quejan de que no se fían de dejar a sus hijos jugar en la calle ante el peligro que se caigan en los charcos de aguas fecales.

"Yo pago mis impuestos como todo el mundo para tener que soportar esta situación", se lamentaba un vecino de calle Artesanos.

Los afectados están muy enfadados con los responsables municipales y se sienten olvidados por el Ayuntamiento. Afirman que harán todo lo que esté en sus manos para que les solucionen el problema.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios