Usuarios critican la suciedad de las playas a pesar del servicio que se presta

  • Los algecireños consideran que los accesos para minusválidos han mejorado este año · La presencia de perros es una de las principales molestias de los usuarios · Aplauden la vigilancia para los bañistas

Comentarios 7

Los algecireños ya inundan las playas de la ciudad. El calor atrae a las masas, así aunque algunos ciudadanos consideran que el litoral no se cuida como debería, si son otras muchas las voces que elogian la labor que se está haciendo este año a través del Ayuntamiento, especialmente, en lo referente a los servicios que se prestan a los ciudadanos que acuden a bañarse, sin distinción en cualquier caso.

El principal problema suele ser la suciedad, y no precisamente porque no se limpie, sino por la falta de civismo de las personas que acuden a la playa. De este modo, aunque por las mañanas la arena tiene buena presencia, conforme va pasando el día se llena de basura, pese a la existencia de puntos para arrojar los restos, tanto en Getares como en El Rinconcillo.

En este sentido, una usuaria de la playa Getares Silvia Maese fue ayer crítica. "La playa es desastrosa en cuanto a limpieza, la gente tira las colillas de los cigarros y deja restos de comida en la arena". Silvia tiene hijos, por lo que la principal molestia radica en ese sentido, que los menores jueguen con la arena y se encuentren restos de tabaco. Por ello, destacó a este diario que considera que este año "está peor que en años anteriores".

Asimismo, Silvia lamentó que la gente juegue a la pelota cuando son actividades que, según la normativa municipal, están prohibidas en estas zonas públicas, y según alertó se suele hacer caso omiso.

Otro de los problemas que se dan con bastante frecuencia es la presencia de perros. Carmen García, que suele pasear por las mañanas por la playa Getares, criticó la presencia de estos animales que, sobre todo por las mañanas, se pasean por la arena "dejando sus excrementos para que, más tarde, los asistentes seamos los principales perjudicados".

Marian Ramos, bañista usual de El Rinconcillo, centró su opinión en la poca calidad del agua. "Es nefasta, hacen oídos sordos a la contaminación". Luego, lamentó que los niños al jugar con la arena encuentren alquitrán. No obstante, reconoció que la playa ha mejorado bastante con respecto a la limpieza en los últimos años.

Además, Ainhoa destacó la buena vigilancia que existe en la playa de El Rinconcillo, donde existen numerosos socorristas. Por otra parte, subrayó que es mejor que Getares, si bien ésta también cuenta con un buen servicio de vigilancia, e incluso, realizan recorridos a pie por el litoral.

En cuanto a los accesos para minusválidos, Ramos resaltó que existe una zona habilitada por la cual las personas discapacitadas pueden acceder al agua, al igual que ocurre que Getares, así como numerosas rampas de madera que conducen a la arena, por lo que las mejoras son evidentes, aunque aún queden escollos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios