La Unidad de Atención al Inmigrante abrirá al público a principios de 2008

  • La oficina ya está funcionando desde hace meses en el antiguo hospital de la Cruz Roja pero la atención directa comenzará tras las fiestas de Navidad · Sus funciones son de índole administrativa

La Unidad de Atención al Inmigrante, que está en marcha desde hace meses en el antiguo hospital de la Cruz Roja, abrirá sus puertas tras las fiestas de Navidad. Francisco Martos, director gerente del Área Sanitaria, señaló que será entonces cuando se atienda de forma directa a todas aquellas personas que requieran algunos de los servicios que allí se van a prestar. Estos son, fundamentalmente, de índole administrativo, y tienen que ver con gestionar y facilitar la tarjeta sanitaria.

No obstante, también se informará sobre otros aspectos más culturales, relacionados con los beneficios del desarrollo de la salud pública; al tiempo que se intentará conocer cuáles son las necesidades de la población inmigrante para mejorar el sistema y propiciar una mejor atención por parte de los profesionales. Martos hizo hincapié en que no se trata de una unidad asistencial, sino todo lo contrario, y que su intención es que desaparezca lo antes posible porque ello significaría que ya no será necesaria.

"Es un puente para facilitar el acceso a la atención sanitaria normalizada", señaló el director gerente, quien recordó que la normativa andaluza vigente establece que todo el que vive en el territorio andaluz tiene acceso libre y gratuito a la asistencia sanitaria.

Martos destacó que existen barreras de tipo cultural, económica, social o laboral que hacen que muchas personas o no puedan o no quieran acudir al sistema público. "Algunos simplemente porque lo más importante en su día es el jornal y no pueden abandonar el trabajo para acudir a un centro de salud. A otros les puede dar miedo revelar que su situación es ilegal, y en otros casos existen factores culturales que impiden ver a la salud como un aspecto importante. "Todos esos elementos son los que intentamos poner sobre esa unidad para conseguir nuestro objetivo, que no es otro que cualquier inmigrante que reside entre nosotros consiga los mismos servicios sanitarios", señaló el director gerente.

Martos declaró que sólo disponen de datos indirectos sobre la población inmigrante que actualmente acude al sistema sanitario, pero rechazó dar cifras porque, en su opinión, podrían parecer infladas como consecuencia de la movilidad de los usuarios.

Francisco Martos presentó esta unidad en la primera sesión de las Jornadas de Inmigración y Salud en el Campo de Gibraltar, que se iniciaron ayer y que concluirán esta tarde en el edificio Kursaal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios