Rompen el escaparate de una óptica y roban gafas valoradas en 3.400 euros

  • La Policía Científica toma huellas en el establecimiento, de la cadena Tu Mirada, para identificar y detener a los autores

Comentarios 5

Unos desconocidos robaron en la pasada madrugada en la óptica Moya Rodríguez, de la cadena Tu Mirada, ubicada en la confluencia de las calles Tarifa y Monet. Los ladrones rompieron uno de los escaparates y sustrajeron alrededor de 17 gafas valoradas en unos 3.400 euros. Dos agentes de la Policía Científica se personaron en el comercio por la mañana y tomaron huellas para identificar y detener a los autores.

El propietario de la óptica, Víctor Moya, se percató del suceso a primera hora de la mañana cuando se disponía a abrir el establecimiento. Los ladrones utilizaron una alcantarilla o una maza para romper el escaparate que da a la calle Monet, que cuenta con un cristal de seguridad de 6x6 centímetros. Los delincuentes lograron hacer un boquete por el que lograron sacar las gafas que estaban expuestas. Moya, antes de hacer el inventario definitivo, comentó a este diario que los autores pudieron llevarse unas 17 gafas de las marcas Gucci y Gianfranco Ferrer, valoradas cada una en unos 200 euros. Asimismo, debido al impacto contra el escaparate, otras diez gafas de sol sufrieron daños y quedaron invalidadas para la venta al público.

El establecimiento cuenta con alarma de seguridad y estaba conectada por la noche. Sin embargo, pese a los golpes contra el cristal, no saltó, tal y como comprobaron los empleados de la óptica por la mañana. El propietario del comercio se personó por la mañana en la Comisaría de la Policía Nacional para interponer la denuncia. Poco después, dos agentes inspeccionaron el establecimiento y espolvorearon el cristal roto y el mostrador contiguo para tratar de hallar alguna huella que delatara a los ladrones.

Moya indicó que es la primera vez que sufre un robo desde que abrió la óptica en 2006. No obstante, señaló que en el verano de ese año ya trataron de romperle un escaparate, esta vez el que da a la calle Tarifa, sin éxito. Pese a ello, el cristal sufrió daños y tuvo que ser repuesto.

Vecinos de la barriada se quejaron a este medio de la poca iluminación que tiene la zona baja de la ciudad. Asimismo, los residentes demandaron una mayor presencia policial por las noches.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios