INSEGURIDAD EN la comarca

El copiloto de la semirrígida que arrolló al niño queda en libertad

  • La Policía considera que no tuvo responsabilidad y que incluso impidió que escapase el piloto

  • La lancha había sido intervenida anteriormente y fue entregada a su dueño el mismo lunes

Comentarios 4

La Policía Nacional dejó ayer en libertad sin cargos al copiloto de la embarcación que el lunes causó la muerte a Manuel Mancilla. Según explicó el comisario de Algeciras, Luis Esteban, las investigaciones realizadas sobre lo sucedido apuntan a que esta segunda persona no participó en los hechos, e incluso evitó que el piloto de la semirrígida huyera al arrebatarle las llaves de la nave. Sí se prevé que el piloto pase a disposición judicial mañana.

En la mañana de ayer piloto y copiloto permanecían detenidos, después de ser arrestados el lunes en la playa de Getares nada más ocurrir los hechos. Según la información recabada por la Policía, la semirrígida en la que viajaban ambos estaba realizando maniobras temerarias cerca de la playa de Getares, una situación que fue reprendida a sus ocupantes por el padre de Manuel.

Tras ese rifirrafe, en uno de esos movimientos temerarios, el piloto perdió el control de su embarcación e impactó en el babor de la lancha, acabando con la vida del niño, pero "no hay indicio alguno de que se lanzase a por la otra embarcación". De hecho, la Policía le imputa un homicidio por temeridad. Fue entonces cuando el copiloto le arrebató las llaves para evitar su huida; posteriormente, las personas que estaban en la playa retuvieron a ambos hasta la llegada de la Policía a la zona. Ayer, las fotografías de ambos circulaban por redes sociales.

La autopsia realizada al pequeño aprecia una fuerte herida abierta en su cabeza provocada por el golpe de la proa de la semirrígida, así como fuertes cortes en su abdomen y en una de sus piernas, que quedó casi diseccionada, posiblemente a causa de las hélices del motor fueraborda.

Esteban insistió ayer en que hay que desvincular lo sucedido "de cualquier venganza, ajuste de cuentas o nada que ver con el narcotráfico". También el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, reiteraba por la mañana que ninguna de las dos embarcaciones implicadas se dedicaba al narcotráfico.

No obstante, reconocía, la lancha protagonista del accidente sí que había sido intervenida por la Guardia Civil. Según explicaron fuentes policiales la embarcación había sido requisada el pasado mes de abril por parte de la Guardia Civil al navegar por el río Palmones sin documentación y con cinco bidones de gasolina.

La embarcación es del tipo que se utiliza para las labores de apoyo a las grandes narcolanchas que cruzan el Estrecho a toda velocidad cargadas de hachís. Se trata de la tipología empleada por ejemplo para el transporte de combustible para las lanchas. Por ello, fue investigada como una embarcación que podía prestar apoyo logístico al narcotráfico.

Tras permanecer en el Servicio Marítimo Provincial, el lunes, una hora antes del siniestro, su propietario (y supuestamente conductor de la lancha en el momento del suceso) acudió a recogerla aportando para ello la documentación necesaria. Se la llevó y una hora después abordó mortalmente al niño algecireño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios