Algeciras

La Plaza Alta se renueva

  • Los trabajos de restauración de la fuente y los bancos comenzarán al fin en los próximos días. Cerámica A. González, de Sevilla, reproducirá las piezas dañadas

Comentarios 1

Espacio central de Algeciras desde hace siglos, la Plaza Alta adoptaba la fisonomía con la que hoy se la conoce en los años 30. La cerámica de la mayor calidad en la época daba forma a la emblemática fuente, los bancos y la balaustrada para configurar un emblema de la ciudad. El paso de los años en condiciones de humedad y temperatura poco propicias, restauraciones poco acertadas, los excrementos de las palomas y los actos vandálicos fueron deteriorando la plaza, un deterioro que en los últimos años ha alcanzado un grado extremo. Y al fin, en los próximos días un proyecto de restauración integral pondrá remedio a los daños sufridos por este espacio singular, que ha sido objeto de numerosas denuncias ciudadanas.

Así lo anunciaba ayer el Ayuntamiento de Algeciras, después de una mañana en la que la empresa encargada de la restauración de la cerámica tomaba las primeras muestras para empezar a trabajar. En una primera fase se prevé actuar sobre la fuente, el elemento central de la plaza. En cuestión de días se culminará el proceso de contratación de las labores de fontanería, para reparar la instalación hidráulica de la fuente, que tendrán un coste de 30.000 euros. Y en paralelo se trabajará en la reparación de la cerámica, por igual importe. Los 60.000 euros han sido aportados por la Diputación, que firmó un convenio con el Ayuntamiento para la reparación de la fuente.

Los azulejos que la revisten y que decoran el resto de la plaza tienen su origen en las fábricas de cerámica de Triana (Sevilla), famosas por su trabajo. Y ha sido otra factoría trianera la escogida para realizar la intervención en la Plaza Alta, Cerámica A.González.

Antonio González visitaba ayer Algeciras para empezar a preparar el trabajo artesano que culminará con la colocación de las nuevas piezas, un trabajo que sigue un método de siglos para elaborar cada pieza, "el de toda la vida: lo único que ha cambiado es que los hornos antes eran de leña y ahora son eléctricos". El primer paso es seleccionar las muestras que se van a extraer para elaborar los moldes de escayola para las nuevas piezas, en un tamaño un 8% más grande que el original para compensar la posterior reducción que sufre durante el proceso de cocción. Ese molde se rellena manualmente con barro y se deja secar poco a poco. Cuando la pieza está seca se introduce en el horno a casi 1.000 grados de temperatura, para después esmaltar en blanco antiguo y decorar. Todavía le quedará una cocción más para estar terminada y lista para colocar en la plaza.

Se trata de un proceso lento, por lo que la ceramista trabajará a toda velocidad para tener listas las nuevas cerámicas para final de noviembre, ya que el objetivo del Ayuntamiento es que la obra esté finalizada al comenzar diciembre. Antes de colocar las nuevas piezas en la fuente habrá que efectuar una limpieza a fondo de la misma con el mismo cloro que se usa para las piscinas, explica González. Y aparte de la elaboración de los nuevos azulejos, habrá que restaurar otras, apunta, porque "hay muchas que son deficitarias". En algunos casos debido a actos vandálicos, como ocurre con los vasos de la fuente, que alguien rompió hace unos meses.

En esta fase de los trabajos también se actuará sobre los bancos decorados con escenas relacionadas con el Quijote. En este caso solo será necesario reponer los bordes, que se han ido fracturando y representan un peligro para aquellos que se sientan en ellos.

Esta primera fase del proyecto de rehabilitación de los elementos ornamentales de la Plaza Alta estará finalizada en los primeros días del próximo mes de diciembre, "al objeto de que este enclave, centro neurálgico de la ciudad, luzca en las mejores condiciones durante las fechas previas a las fiestas navideñas, así como a lo largo su celebración", explicó ayer el alcalde, José Ignacio Landaluce.

En una siguiente fase se actuará en la balaustrada perimetral de la plaza, que también presenta numerosos daños, tanto en los soportes como por la falta de elementos como los jarrones.

Landaluce destacaba ayer que "después de mucho tiempo, por fin se empieza a ver que podemos comenzar a mejorar uno de los puntos más emblemáticos de la ciudad, como es la Plaza Alta", al tiempo que recordó las actuaciones llevadas a cabo por el equipo de Gobierno para mejorar este entorno, como los casos de las iluminaciones ornamentales tanto de la Parroquia de Nuestra Señora de la Palma como del Santuario de Nuestra Señora de Europa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios