Piden más de 6 años a una pareja por vender droga en La Bajadilla

  • La Udyco interviene en la casa de 'La Rubia' una pistola detonadora manipulada

Comentarios 2

La sección algecireña de la Audiencia Provincial dejó ayer visto para sentencia el juicio a una pareja acusada de vender droga en su domicilio situado en la barriada de La Bajadilla. El Ministerio Fiscal solicita para cada uno penas de 6 años y 6 meses de prisión al considerarlos autores de un delito contra la salud pública.

La defensa solicitó para ambos la absolución, haciendo especial hincapié en la del hombre (F. T. G.), que dijo que no intervino en las supuestas transacciones debido a que por aquella época no residía en la vivienda de C. L. M., la otra acusada.

En las conclusiones finales, el Ministerio Público defendió la legalidad de la entrada y registro y acusó a ambos de vender droga de manera conjunta, o bien uno vigilaba y el otro hacía el intercambio, o viceversa. Recordó que las investigaciones por parte del Grupo II de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de la Comisaría de Algeciras arrancaron en marzo del año pasado y que fue en octubre cuando se produjo la desarticulación.

El acusado explicó que de marzo a agosto se fue a vivir con sus padres y que de ahí en adelante estuvo arrendado. La Fiscalía sostuvo que vendieron durante un tiempo juntos, a pesar de que durante los últimos meses no convivieran. Explicó que había suficientes indicios para concluir que vendían. Subrayó por ejemplo que la cantidad de droga estaba preordenada para el tráfico, que las dosis coincidieron con las aprehensiones de los agentes y que el dinero fraccionado era incompatible con la capacidad económica de ambos.

La Defensa señaló que lo que se encontraron fueron dos gramos de cocaína. A su parecer una cantidad no demasiado importante y que tampoco se localizaron elementos como una balanza de precisión que permitiera deducir que la vivienda era usada como un punto de venta de droga.

C. L. M., conocida como La Rubia y a la que le constan antecedentes penales por dedicarse a la venta de droga, fue detenida en octubre de 2007 por supuestamente vender sustancias estupefacientes. En algunos casos, incluso en presencia de sus hijos menores. En el momento de su detención portaba 35 papelinas. En el registro de su vivienda se localizaron 1.560 euros en dinero fraccionado, al parecer producto de las transacciones de dinero por droga. También se le intervino una pistola detonadora, que estaba manipulada para disparar cartuchos de 9 milímetros parabellum. Los consumidores adquirían allí los denominados picos o papelinas, como cocaína base o mezclada con heroína, denominada policialmente como Speed-Ball o coloquialmente Rebujito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios