El PSOE abre la batalla en Algeciras

  • Juan Lozano anuncia su candidatura a la Secretaría General y se marca el objetivo de ser alcaldable

  • Fernando Silva tampoco lo descarta

  • En el partido advierten: no toca ahora

Fernando Silva, Juan Lozano y Salvador de la Encina, que hace un gesto al fotógrafo. Fernando Silva, Juan Lozano y Salvador de la Encina, que hace un gesto al fotógrafo.

Fernando Silva, Juan Lozano y Salvador de la Encina, que hace un gesto al fotógrafo. / erasmo fenoy

Comentarios 1

Los próximos meses prometen ser animados en la recuperada Casa del Pueblo de Algeciras. Se abre un nuevo proceso electoral en el que los casi 700 militantes algecireños tendrán que elegir a su secretario local, puesto para el que ya hay una candidatura: la del actual secretario general, Juan Lozano. Pero también se inicia la carrera para la elección clave para el Partido Socialista en Algeciras, la del candidato que intente recuperar la Alcaldía, un proceso que se prevé aún más movido: se postula el propio Lozano, pero según fuentes del partido tampoco lo descarta el actual portavoz, Fernando Silva. Y en la retaguardia sigue Rocío Arrabal, que no aclara si sigue en liza para cualquiera de los dos puestos.

El pistoletazo de salida para la carrera socialista local lo daba ayer Juan Lozano. Acompañado de Fernando Silva y del diputado Salvador de la Encina, el actual secretario general hacía balance positivo del casi un año transcurrido desde que lidera la Ejecutiva local: Casa del Pueblo abierta, "empoderamiento de la militancia", la constitución de un grupo de Juventudes Socialistas y el refuerzo de la labor institucional son su balance. Con él sobre la mesa asegura presentarse a la reelección como número 1 de los socialistas algecireños con "ilusión, fuerza y ganas de trabajar". Y con el objetivo de "recuperar la Alcaldía de Algeciras para los ciudadanos".

La cuestión es quién será el encargado de liderar esa lucha del PSOE por la Alcaldía. Y Lozano no esconde que él aspira a ello: a preguntas de los periodistas, y con la preceptiva advertencia de que "todavía no estamos en ese momento", reconoció que su objetivo es ser candidato. De hecho, recordó, ya lo había adelantado cuando presentó su candidatura a la Secretaría General en el proceso extraordinario celebrado el pasado año. Pero no es el único que se ve como alcaldable; Salvador de la Encina, a su izquierda, le transmitía su apoyo como secretario general y llamaba a la unidad del partido, porque "si hay unidad el Ayuntamiento estará gobernado por el PSOE y si es por ti, mejor".

Al otro lado de Lozano, Silva no podía esconder su incomodidad. El actual portavoz municipal no ha anunciado que tenga la intención de volver a ser el candidato, pero tampoco ha dicho públicamente lo contrario. De hecho, según fuentes de su entorno es una posibilidad que no ha descartado en absoluto. Ayer, su disconformidad con el devenir de la rueda de prensa era patente.

Desde el partido se repite el mantra precongresual: ahora no toca hablar de esas candidaturas. Hasta la elección de los alcaldable restan bastantes meses, en los que en primer lugar se tendrá que aclarar si finalmente se ejecutará lo aprobado en el último congreso federal y se celebrarán unas primarias abiertas a simpatizantes para escoger a los candidatos en las ciudades mayores de 50.000 habitantes. Para ello hay que aprobar todavía el reglamento que regula el proceso. Y después llegarán las habituales encuestas para conocer qué candidato podría tener mejores perspectivas. Un proceso largo y reglado en el que no gustan las anticipaciones.

Por ahora hay que afrontar el congreso local, que se espera para diciembre. Después de que en el anterior proceso extraordinario hubiera tres candidaturas, en este se cae una de ellas: la de Isabel Beneroso, quien explica que "mi intención es estar con Juan; después de haber estado trabajando conjuntamente vamos a elaborar un proyecto común".

También Lozano remarcó ese mensaje de unidad, "en mi proyecto cabe todo el mundo, mi trabajo es conseguir que todo el mundo se sienta representado". Ayer estaban en el salón de actos Beneroso y Silva, pero la gran duda abierta es si la tercera candidata del proceso extraordinario, la parlamentaria Rocío Arrabal, volverá a presentarse. Su entorno permanece en silencio, sin aclarar si concurrirá en diciembre o si aspirará el próximo año a ser alcaldable. Quedan meses ajetreados en la Casa del Pueblo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios