El PSOE acusa a Landaluce de utilizar políticamente el derribo del Escalinata

  • Los socialistas entienden que pretende atrasarlo con recursos judiciales a después de las elecciones

Fernando Silva. Fernando Silva.

Fernando Silva. / erasmo fenoy

El PSOE de Algeciras acusó ayer al alcalde, José Ignacio Landaluce, de retrasar el derribo del parking Escalinata con recursos judiciales que le permitan llegar a las próximas elecciones municipales con el caso sin cerrar. Es decir, los socialistas entienden que el regidor utiliza políticamente el problema generado con el edificio, ya que el último auto del Tribunal Supremo ha vuelto a certificar "que las arcas municipales tendrán que asumir, más temprano que tarde, el coste" del derribo.

"Una nefasta y muy cara acción política impulsada por el Partido Popular, con el voto favorable del hoy alcalde y entonces teniente de alcalde, José Ignacio Landaluce", subrayó el PSOE, que continuó: "El alcalde y el PP no saben donde esconderse ya para evitar asumir sus responsabilidades políticas en el caso La Escalinata. El nuevo recurso que anuncian al Tribunal Constitucional no es más que otro intento de Landaluce por retrasar el final jurídico para intentar llegar sin cerrar este asunto a las próximas elecciones municipales".

"Landaluce solo busca su interés político personal con nuevas acciones judiciales. Es falso que el recurso ante el Constitucional pueda ayudar a la defensa del interés de los algecireños ante una futura demanda por lucro cesante que planteara la concesionaria del parking. Eso es confundir, pero al alcalde del PP le vale todo para esconderse y no asumir su responsabilidad", añadió el portavoz, Fernando Silva.

Entiende el PSOE que las arcas municipales han soportado solo en el último año, entre estudios, costas judiciales y pagos por trabajos judiciales externos un gasto que supera los 25.000 euros, sin contar lo que puede valer el derribo del parking y la reposición del lugar a un estado urbanístico normalizado.

"Esperamos conocer antes de final de mes el coste de la demolición y el calendario de actuaciones, en cumplimiento de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia. La factura final será millonaria. Y luego quedará la responsabilidad política de Landaluce y su partido, que aprobaron la construcción del parking, que por mucho que quieran esconderse tendrán que afrontar", declaró Silva.

"El alcalde vuelve a encontrarse con su propia herencia, como la manzana de viviendas que van a construirse frente al centro documental y donde Landaluce decía que iba a ir una completa zona verde. Es otra más de una larga lista de decisiones urbanísticas del PP que han ido contra los intereses generales de los algecireños, por un uso especulativo del patrimonio municipal que ha beneficiado a unos pocos y que vamos a terminar pagando todos", concluyó Silva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios