El PGOU permite que el nuevo edificio gane 757 metros cuadrados de superficie construida

  • Los promotores tendrán que ponerse en contacto con un arqueólogo por si hubiera restos

El edificio Escalinata tiene una superficie construida actualmente de 1.250 metros cuadrados. Sin embargo, el Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) permite aumentar su volumetría en 757, hasta los 2.007 metros cuadrados. Una oportunidad que, a bien seguro, no desperdiciarán los promotores que construyan el nuevo inmueble. Alberola explicó que la parcela llega hasta la entrada de la cafetería Gorki Cohiba, que pertenece al edificio actual.

El informe técnico encargado por el Juzgado decía que la construcción del nuevo edificio costaba 1,5 millones. Si se amplía la volumetría el gasto será mayor.

Tanto el derribo como la nueva construcción se acometerán desde dos frentes: el paso actual y Pablo Mayayo. Las maniobras estarán limitadas debido al poco espacio del que se dispone. Según explicó el técnico municipal, en principio no se autorizará que se ocupe para los trabajos la plaza El Mirador. Asimismo, el peso de la maquinaría será un factor a tener en cuenta ya que la actual servidumbre está sobre un forjado del aparcamiento Escalinata.

El promotor tendrá que pedir permiso, y coordinarse con el Departamento de Ingeniería Civil, para cortar al tráfico ambas vías. Un factor que imposibilitará acceder en vehículo a varias zonas del centro de la ciudad. Por ello, el Consistorio confía en que se seleccionen los días de trabajo para que afecte lo menos posible a los ciudadanos.

Previo al comienzo de los trabajos, los encargados del proyecto tendrán que ponerse en contacto con el arqueólogo municipal, ya que el Escalinata está dentro del área susceptible de contener restos de épocas antiguas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios