Hacerlo en un 600

La puerta de la Inmaculada linense se encontraba repleta de gente ataviada para la ocasión. Esperaban la llegada de la novia que, aunque tarde, llegó en un flamante automóvil: el histórico 600 que tanto caló en su tiempo y que aún hoy es una prenda codiciada para eventos inolvidables. Cuando concluyó la ceremonia los recién casados se marcharon apretados pero contentos en el vehículo de la novia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios