Esperando atravesar el Estrecho

  • Las Marismas del Palmones concentran numerosas aves salvajes a la espera de trasladarse a zonas más cálidasl migración Estos días hay grandes concentraciones de aves a la espera de las corrientes térmicas que les abran el paso del Estrecho

Es la época, y si nos fijamos un poco, estos días podemos apreciar mirando hacía el cielo grandes concentraciones de aves, volando en grupo y en círculos, a la espera de que las corrientes térmicas, corrientes de aire caliente que ascienden desde la superficie de la tierra en forma de espiral, les sirvan de soporte en el vuelo con destino al Norte de Marruecos. El Estrecho de Gibraltar se hace imprescindible para el avistamiento ideal del paso de aves silvestres en su migración, ahora hacia zonas más cálidas para pasar el invierno.

Las Marismas del río Palmones conforman un humedal de vital importancia, y aquí cobra un peso muy importante su estratégica situación geográfica dentro de la Bahía de Algeciras. La situación de este Paraje Natural confiere a la zona un ideal observatorio natural.

A últimas horas de la tarde, cuando el sol cae, es un momento adecuado para poder presenciar en dicho paraje el gran espectáculo de la naturaleza. Este reducto, que abarca unas 58 hectáreas de espacio protegido, conforma como biotipo más característico el estuario, al que se une una cadena de dunas de una longitud cercana al kilómetro, una marisma atravesada por multitud de canales y una zona encharcable, restos de la marisma desecada en otro tiempo.

Durante las épocas de paso e invernada es común ver algún ejemplar de águila pescadora, descansando, pescando o alimentándose. La cigüeña común utiliza este enclave durante el paso pero también en la invernada. También esta desembocadura es la zona de la comarca donde pueden verse con más frecuencia pequeños bancos de flamenco rosado y las aves limícolas son frecuentes.

Sin duda, es preciso que aunque queramos observar este milagro de la naturaleza, lo hagamos sin molestar a las aves, transitando por los itinerarios recomendados; no recolectar flora o fauna y no dejar basura.

Numerosos amantes de la naturaleza, pertrechados en rincones específicos y armados con cámaras y prismáticos de gran capacidad se reúnen estos días para observar la ceremonia que representa este trasiego transcontinental de aves. Muy cerca de Tarifa, en pleno Parque Natural del Estrecho, estos días también se dejan observar grandes bandadas de aves a la espera de esas corrientes térmicas, del aire cálido ascendente, que les evitarán una gran parte de ese gran esfuerzo.

Envía tus convocatorias a viviraqui@europasur.com

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios