Descubre que su boleto no tiene premio cuando se creía millonario

  • Considera que acierta la combinación ganadora de la Lotería Primitiva del jueves de 1.281.755,30 euros al mirar el informe de los premios en vez de su participación · El banco también cae en el mismo error

Manolo Villa ha tenido por una confusión la dicha o la desgracia de sentirse millonario por unas horas. El sábado por la noche se acostó con la certeza de que tenía en su cuenta corriente 1.281.755,30 euros más por haber acertado de pleno la Lotería Primitiva del jueves y el lunes le confirmaron que tan sólo tenía un reintegro. El entuerto le ha costado un susto de los buenos, hasta tal punto que los nervios le llevaron al hospital la mañana del lunes, aunque por la tarde ya se encontraba restablecido. Ayer ya estaba normalizado y empezando a asumir que tendrá que seguir probando suerte en la lotería como lo hacía cada semana.

El lío se formó el sábado por la mañana cuando este algecireño acudió a la administración que hay en el horno de pan Morales, en la avenida Fuerzas Armadas. Allí solicitó a la dependiente que le mirara si la columna de la máquina que selló allí tenía premio. La respuesta fue afirmativa. Tenía el reintegro. La vendedora le dijo que no lo podía cobrar debido a que ese mismo boleto entraba en sorteo el sábado. Le adjuntó grapados el resguardo en el que se reflejaba que tenía el reintegro de premio, el boleto y un informe en el que aparecen los números de los premios.

Según cuentan testigos, Manolo, de 67 años, se puso nervioso al creer que le había tocado un premio de primera categoría. Según relatan al comprobar si era millonario no vio su boleto, sino el informe en el que se reflejan los números ganadores de la semana. Y claro, los había clavado. También le confundió el hecho de que le dijera la dependienta que no lo podía cobrar en ese momento, como los grandes premios. Su entorno tampoco precisamente le ayudó. Una vecina le confirmó que era el agraciado y él se fue a la peña Miguelín, donde también le confirmaron que la suerte le había recompensado a toda una vida de trabajo.

El lío se agrandó aún más cuando el banco en el que quería ingresar el futuro dinero tampoco se apercibió de que el boleto no estaba premiado. Hasta tan punto que al comprobar los números le entregó el boleto oficial debido a que vio que sólo tenía el reintegro. Se quedó con el informe creyendo que era el documento premiado.

Una de las trabajadoras de la administración señaló ayer que la dependienta salió a buscar a Manuel después de haber estado en la administración y le preguntó si había confirmado que él era uno de los dos acertantes de la Primitiva del jueves. Él le respondió que estaba seguro porque el mismo banco lo había confirmado.

La entidad financiera se puso en contacto el lunes con la delegación de Lotería y Apuestas del Estado (LAE) para comunicarle que tenía un premio de primera categoría. La delegación le solicitó que le enviara la documentación y más tarde le comunicó que lo que daba como el boleto agraciado era un informe de los premios acertados que no tenía ningún valor. Cuentan que Manolo no se lo podía creer cuando supo que ya no cobraría esa cantidad millonaria. Tampoco le tocó nada en el sorteo del sábado.

67

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios