El Consistorio lleva 10 años sin cobrar el canon de la estación de autobuses

  • El Ayuntamiento solo puede reclamar ahora los cuatro últimos años

  • Nautagest tampoco ha abonado los últimos ejercicios de la concesión del parking La Escalinata

Estación de autobuses de Algeciras. Estación de autobuses de Algeciras.

Estación de autobuses de Algeciras. / erasmo fenoy

El Ayuntamiento de Algeciras tiene un problema de cobros con algunas concesiones. Según se pudo constatar ayer en la comisión de Hacienda, ni la empresa de transportes Comes ni Nautagest están pagando puntualmente los cánones que les corresponde por la gestión de la estación de autobuses, la primera, ni por la explotación del parking La Escalinata, la segunda. Y aunque la cantidad adeudada por Nautagest es mayor (196.000 euros), es el cobro de lo debido por Comes el que presenta más problemas: la legislación solo permite reclamar a la empresa los últimos cuatro años.

La empresa Comes debe abonar un canon de 10.856 euros al año por la gestión de la estación de autobuses de San Bernardo, inaugurada en 2005 tras ser construida por la propia empresa para sustituir su antigua instalación. En el pleno del mes pasado se formalizó la prórroga automática por ocho años del contrato de gestión de servicio público para la explotación de la estación por Transportes Generales Comes, al considerar que no había incurrido en ninguna condición resolutoria del contrato. Sólo el PP la votó a favor; el resto de los grupos se abstuvieron.

El equipo de gobierno mantiene que la prórroga de la concesión a Comes es válidaEl grupo socialista critica la falta de control de los pagos en ambos casos

En ese pleno, el grupo municipal socialista advirtió de que según la información recogida en las liquidaciones municipales, Comes no había pagado el canon que le correspondía entre 2013 y 2016 y el equipo de gobierno se comprometió a comprobarlo. Y ayer daba respuesta a la pregunta formulada: efectivamente Comes no había pagado el canon, pero desde el año 2007. A razón de 10.856 euros por año, más de 100.000 euros que han dejado de ingresar las arcas municipales en estos años.

De ellos, sólo podrán recuperarse 40.000, ya que el Consistorio solo puede reclamar a la empresa los últimos cuatro años de deuda. Pero ¿cómo se ha llegado a esa situación? Según explicó ayer el teniente de alcalde delegado de Economía, Luis Ángel Fernández, el expediente de la concesión nunca llegó a los servicios económicos municipales (entonces gobernaba el PSOE, recuerda), por lo que nunca se llegó a notificar la deuda a Comes. Por tanto, "la deuda no consta en ningún sitio", algo que a juicio de Fernández, avala la legalidad de la prórroga del contrato al no existir formalmente aún esa deuda y no presentar débitos con ninguna administración pública la empresa adjudicataria.

Para el portavoz del grupo municipal socialista, Fernando Silva, la deuda es grave y la falta de control de la misma también, pero "aún más grave es cómo se ha podido llevar a Pleno la renovación de un contrato sin comprobarse siquiera si el concesionario había pagado o no el canon establecido".

Y si polémica generó ayer en la comisión de Hacienda la deuda de Comes, también lo hizo el impago del canon del parking Escalinata. El grupo municipal socialista reclamaba en la comisión la certificación sobre los ingresos registrados por concepto de canon del aparcamiento, cuya construcción y explotación fue una concesión a Nautagest. Y en este caso se certificaba también una deuda de varios años, entre 2013 y 2016, que también había denunciado los socialistas días antes en junta de portavoces; el equipo de Gobierno había asegurado inicialmente (por error, afirmaba ayer) que solo se debían dos años de canon.

"Frente a las mentiras del PP, exigimos claridad y transparencia, que dejen de engañar a los ciudadanos. Lamentablemente, el caso del parking La Escalinata no va a resolverse a coste cero para las arcas municipales, como pretende hacernos creer el alcalde", afirmaba ayer en un comunicado Fernando Silva. El socialista hacía referencia así al reciente pronunciamiento judicial del Tribunal Supremo, que confirmaba la sentencia que obliga al Ayuntamiento y Nautagest a pagar de forma solidaria una indemnización a los vecinos del edificio Escalinata por los gastos extraordinarios (alquileres, mudanzas) y daños morales causados al verse obligados a abandonar sus viviendas por los daños provocados por la construcción del parking (2003). Según el Ayuntamiento, será la aseguradora la que se haga cargo de ese pago, pero "la misma aseguradora ya afirmó por escrito en uno de los procedimientos del caso La Escalinata que estas indemnizaciones no figuran entre las garantías cubiertas por la póliza suscrita con el Ayuntamiento", recordó Silva.

"Reclamamos la certificación de ingresos por el canon del parking. La falta de control y gestión de esta concesión está demostrada", insistió Silva en un comunicado.

Desde el equipo de Gobierno se apunta a la Diputación Provincial, encargada de gestionar los cobros municipales, por esa falta de control en la concesión. Luis Ángel Fernández señalaba ayer que "he pedido una reunión urgente al diputado provincial de Hacienda para pedirle explicaciones de por qué hace años que no se cobra a Nautagest por el parking Escalinata y qué medidas se han adoptado". Incluso plantean emitir una queja formal al servicio de recaudación provincial por este caso.

El grupo socialista, por otra parte, reiteró su preocupación por la acumulación de gastos jurídicos, por indemnizaciones, y por la redacción y ejecución del plan de derribo y reconstrucción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios