Comerciantes del Torroja piden que se conserve el aparcamiento en el Llano

  • Los vendedores solicitan soluciones porque la falta de plazas en el centro bajo está hundiendo al pequeño negocio

Comentarios 1

Los comerciantes del mercado Ingeniero Torroja reivindican que las 4.000 plazas para la Operación Paso del Estrecho que se reservarán en el Llano Amarillo estén operativas el resto del año para los ciudadanos. Los vendedores de la plaza de abastos se suman a las peticiones que ya realizaron otros colectivos como Apymeal y Fapacsa.

El presidente de la asociación de comerciantes, Fernando García Mena, pidió la colaboración del Ayuntamiento en este sentido y afirmó que la falta de aparcamiento en la zona baja del centro está perjudicando seriamente a los vendedores de la plaza de abastos y al pequeño comercio del centro bajo de la ciudad.

García Mena advirtió que las previsiones apuntan a que la situación va a empeorar una vez que se cierre el Llano y se arregle la calle Real.

Los vendedores se quejan de que invierten dinero en mejorar sus puestos y en campañas de promoción pero que sin más plazas de aparcamiento se complica la continuación en un futuro de estos negocios, que en su mayoría, son familiares.

Otra de las soluciones que se proponen desde la directiva del colectivo es alcanzar un concierto con los parking para que al cliente le salga la primera hora gratis y comience a pagar a partir de la segunda o tercera.

Los comerciantes del Torroja son conscientes de que la plaza de abastos es el motor económico que mantiene en pie al centro bajo de la ciudad. Desde esa óptica han visto como esta zona se ha ido devaluando y los pequeños negocios han quedado abocados al fracaso. Ven con preocupación la proliferación de las tiendas de todo a cien que no contribuyen a revitalizar la Villa Vieja. Los vendedores creen que más plazas para aparcar sería una solución para levantar al centro bajo.

Por otro lado, los detallistas han valorado positivamente el desarrollo de la campaña de Navidad tan sólo empañada por el mal tiempo. El mercado abrió el día 23 para las compras de última hora y fue un día de exitosas ventas.

Los comerciantes afirmaron que los precios no han subido en las fechas claves a excepción quizás del pescado que no abundó por el mal tiempo. También notan que los algecireños compran cada vez con más anticipación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios