La Cofradía de la Columna apuesta por la seguridad este Lunes Santo

Es notorio y palpable el crecimiento en cuanto al cortejo y afluencia de personas en la calle durante la última década cada Lunes Santo. Año a año el número de público se incrementa en el desfile de la Hermandad de Columna y por ello la corporación que lidera Ignacio Montoro Vaca, como Hermano Mayor, apuesta por una serie de medidas que preserven la seguridad de sus hermanos durante la procesión, en especial de los niños.

Desde hace unos años, a los nazarenos más pequeños se les hace entrega de una pulsera identificativa (con el nombre y número de teléfono), la cual deben llevar obligatoriamente en todo momento ante cualquier situación que pueda surgir y así poder localizar a los padres con rapidez.

La entidad refuerza el protocolo de menores e incorpora un DESA y dos extintores

Por otro lado, el equipo de mayordomía, además de disponer de material plástico para los enseres y los dos pasos ante posibles casos de lluvia, dispone de un pequeño botiquín, un kit de herramientas y dos extintores, ubicados en cada uno de los pasos que forman el cortejo. Y como vale más prevenir que curar, también han incorporado un Desfibrilador Externo Semiautomático (DESA).

Además, este año va a implantar una nueva medida de seguridad a la hora de que los pequeños puedan ser retirados de las filas el Lunes Santo. Por ello, durante la recogida de papeletas de sitio en la Casa de Hermandad, además de tener que firmar un documento donde el padre, madre o tutor legal autorice a su hijo/a a acompañar a los Titulares, se les hace entrega de una tarjeta de identificación de recogida, la cual deberá ser presentada a las paveras o diputados de tramos, para comprobar que se trata de las personas encargada de recoger al pequeño. Con ello se evita que cualquier persona desconocida saque al pequeño nazareno del desfile procesional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios