La Amistad solicita que se modifique el actual proyecto del Acceso Central

  • Vera insiste en la necesidad de soterrar la vía del tren al igual que en Cádiz · El presidente vecinal dice que parte de La Piñera lleva años "embargada" a la espera de que se lleve a cabo esta actuación

La asociación de vecinos La Amistad quiere que el Ministerio de Fomento modifique el actual proyecto del Acceso Central. El presidente del colectivo, Andrés Vera, indicó ayer a este diario que están a la espera de que se convoque la mesa de trabajo -en la que estarán representadas las administraciones y los vecinos- para presentar unos estudios alternativos que, en su opinión, evitarían las alrededor de 270 expropiaciones y que la barriada de La Piñera quede dividida en dos por un muro.

El proyecto del Acceso Central se encuentra en estos momentos en punto muerto y no cuenta con consignación presupuestaria para el ejercicio 2008. Por ello, los vecinos consideran que es el momento idóneo para replantearse el tercer acceso a la ciudad y corregir los perjuicios que, en su opinión, les causa la idea original.

Vera aseguró que el retraso en la actuación ha motivado que el desarrollo de La Piñera baja se encuentre "embargado", ya que hay unos terrenos reservados donde no se pueden crear comercios ni viviendas que son necesarias para la zona. El presidente de La Amistad insistió en la necesidad de que la vía férrea vaya soterrada al igual que en Cádiz. "El actual proyecto es una barbaridad, ya que contempla levantar un muro de ocho metros. Con esto sólo se va a conseguir que se margine más a la zona baja de la ciudad", apuntó.

El vocal de Urbanismo de la asociación, José Manuel Valentín, por su parte, opinó que la clave está en el acceso del tren al puerto. "La actual tendencia es que el transporte de mercancías pase por las afueras de la ciudad, pero aquí se sigue insistiendo en que atraviese una barriada con el peligro que ello conlleva. El ferrocarril no ha aportado nunca nada a esta zona. Sólo ha dividido la ciudad en dos y ha dejado pasos a nivel", manifestó Valentín.

La Amistad propone que el tren de pasajeros entre en los núcleos poblacionales a través de una vía soterrada y que el trayecto culmine antes. Así, dicen, no sería necesario llevar a cabo unas expropiaciones tan traumáticas y quedaría espacio para crear una gran avenida que mejoraría la imagen de la ciudad y revitalizaría la zona.

Asimismo, el colectivo vecinal ve con buenos ojos otra posibilidad -que ya planteó la oposición durante la campaña- que es trasladar la estación de ferrocarril a La Menacha. Sin embargo, habría que salvar el escollo de la llegada del tren al puerto.

Los vecinos creen necesario que se reúna la mesa de trabajo para saber en qué situación se encuentra el proyecto y plantear allí sus inquietudes e ideas a las administraciones implicadas. La Amistad reitera que el actual trazado es "negativo" para los intereses del municipio. Por ello, confían en que pueda haber consenso. De lo contrario, según Valentín, la asociación está dispuesta a acudir a los tribunales para evitar que se ejecute el actual proyecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios