Adecuar la Formación Profesional a la demanda del mercado, objetivo real

  • Carlos Fenoy saluda el reciente acuerdo a nivel nacional con las cámaras de comercio alemanas para implantar en España un nuevo modelo que contempla la mayor parte de la formación en las empresas

Comentarios 3

El presidente de la Cámara de Comercio, Carlos Fenoy, ve con buenos ojos el acuerdo firmado hace unos días entre las cámaras de comercio alemanas y las españolas para implantar la Formación Profesional Dual, una metodología de trabajo con gran éxito en el país germano. Un país en el que es clara la apuesta por la Formación Profesional con fuerte demanda por parte de los jóvenes "al contrario de lo que ocurre en España", indicó Fenoy.

Se trata de combinar teoría y práctica dado que la Formación Profesional se realiza de forma paralela en la empresa y en la escuela. La empresa aporta los conocimientos prácticos necesarios para el ejercicio de la actividad, mientras que la escuela suministra la teoría necesaria para el aprendizaje.

El objetivo es reducir la tasa actual de desempleo juvenil en España, que se sitúa en el 52%, facilitando a los jóvenes acceder al mercado de trabajo y garantizando su estabilidad laboral. "Sobre el papel, es el modelo a seguir. De hecho es el modelo de referencia en Europa, con unos resultados que pensamos que se pueden extrapolar a España", indicó Fenoy.

Independientemente de las preferencias, en España, hacia la formación universitaria, Fenoy explica que "ahora tenemos profesionales cualificados en las distintas ramas, incluso en la universitaria, pero cuando acceden al mundo laboral, normalmente hay un proceso de adaptación que conlleva un coste para la empresa".

En esta nueva metodología de trabajo, que requiere de una estrecha cooperación entre alumnos, empresas-Cámaras de Comercio y entidades educativas, "la empresa aprovecha la formación del alumno desde el minuto cero", añade Fenoy, quien destaca que en Alemania el 60% de la formación profesional se desarrolla en la empresa y sólo el 40% de la formación es teórica, "esa es la gran novedad", añadió. La especialización formativa para la actividad profesional se desarrolla ya, por tanto, dentro de la empresa.

Para el presidente de la Cámara de Comercio, es muy importante el hecho de que el modelo formativo, gracias a la colaboración de todos los agentes implicados, se puede adaptar a las necesidades del mercado en cada momento. "De esta forma no tenemos una saturación de una titulación concreta que ya no puede ser absorbida por el mercado, mientras que las empresas tienen que formar a su personal por sus propios medios".

Fenoy considera que, además de ese primer paso con la firma del convenio para la asistencia técnica respecto a esa metodología, se trata de un proceso cuyo desarrollo va a depender de la apuesta que haga al respecto el Gobierno de estos ciclos formativos y haga partícipe a las cámaras de este proyecto. El hecho de que en la firma haya contado con la presencia del secretario de estado da una pista "de que al Gobierno le parece bien". Todavía el proyecto está muy verde y Fenoy dice que desconoce cuál podría ser el coste económico que este tipo de formación supondría.

Respecto a cómo se podría plasmar la Formación Profesional Dual en la comarca, el presidente de la Cámara de Comercio destacó que desde esta entidad ya se está trabajando en iniciativas para la Formación Profesional (Ciclo Formativo). Así, por ejemplo, mencionó que el grado de Administración y Dirección de Empresas se imparten charlas. Igualmente de organizan seminarios sobre Tramitación Aduanera "que no se incluye en su programa informativo". La Cámara colabora muy estrechamente con el Campus Tecnológico para la definición de las necesidades formativas en las empresas del ámbito logístico-portuario, "uno de nuestros principales pilares". Por eso, consideró que este nueva propuesta germana vendría a "normalizar un procedimiento que ahora hacemos de manera más voluntarista".

Para Carlos Fenoy el objetivo es que la formación profesional no sea la salida "para el que no vale para estudiar, porque en países como Finlandia ocurre lo contrario" y añadió que el resultado de esa formación, con una alta participación dentro de la empresa, "haga que la inserción sea más alta". En Alemanía, por ejemplo, el indice de paro juvenil es del 7% frente al 52, 7% de España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios